Envol Vert empodera a las mujeres en Colombia

Gracias al programa Bosque Seco Tropical, Envol Vert se compromete a cultivar de otra manera con el fin de proteger a un ecosistema en proceso de desaparición y de desertificación. Tres objetivos fundamentales permiten lograrlo:

  1. Desarrollo de sistemas agroforestales y silvopastoriles
  2. La soberanía alimentaria y la constitución de alternativas económicas
  3. La capitalización de experiencias

Más allá de los desafíos medioambientales, el programa busca reforzar a la sociedad civil. El proyecto beneficia aproximadamente a 40 familias, que corresponde a 150 personas.Después de seis años en el campo colombiano nos parece interesante observar cuáles son las acciones y sus consecuencias en la vida de estas familias, y más específico sobre las mujeres y sus roles en las comunidades. ¿Ha sido posible una redefinición de los roles?  ¿Las relaciones entre hombres y mujeres tienden hacia más igualdad? ¿Se han empoderado las mujeres?

Queremos observar cómo la perspectiva de género se integra en el desarrollo de Envol Vert en el campo. El género se define como un elemento constitutivo de las relaciones sociales establecidas a partir de la diferenciación de los sexos, en el que se expresa una relación de poder y dominación. Al introducir actividades en grupos sociales, el programa Bosque Seco Tropical de Envol Vert induce un cambio directo e indirecto en esos roles de género.

Envol Vert fuertemente involucrada en las temáticas de género

Laura Velandia, la responsable de alternativas económicas del programa Bosque Seco Tropical, subraya el componente femenino de la fundación. Estos últimos años en Colombia el 70% de los actores son mujeres, incluyendo la directora y co-fundadora, Daisy Tarrier. Muchas veces sus miembros, tanto hombres como mujeres, ya están sensibilizados sobre la cuestión del género. Esa concientización impregna las acciones en el campo.

Los voluntarios en terreno del programa Bosque Seco Tropical pueden vivir situaciones de malestar, como palabras machistas y acoso callejero. Además, las relaciones entre hombres y mujeres son mucho más codificadas de lo cual ellos están acostumbrados. Las voluntarias tienen más dificultades que los voluntarios hombres para ganarse el respeto de los socios locales. Esa conclusión refuerza la voluntad de actuar en las temáticas de igualdad de género.  En consecuencia, Envol Vert constituyó una estrategia de acción, formalizando los objetivos y las actividades para permitir más inclusión de la mujeres en el proyecto.

¿Por qué la temática de género debe ser parte integrante de una organización ambiental ?

Los proyectos agroforestales funcionan mejor cuando todos los miembros de la comunidad estén incluidos. Lorena Águilar, investigadora para la igualdad de género y la cooperación internacional explica que la inclusión de las mujeres tiene un rol clave para la sostenibilidad de este tipo de proyecto. En efecto, en las comunidades rurales, las mujeres tienen un papel muy importante para el desarrollo del grupo.  Jonathan Gordillo, responsable de agroforesteria en el programa Bosque Seco Tropical, subraya que las mujeres tienen una visión que tiende a ser de más largo plazo que las de los hombres.

El éxito observado en los proyectos se basa en la acertada agro-ecología que tiene Envol Vert. La agroecología contiene a la vez el respeto del ambiente y la visión de una sociedad más incluyente; la acción se extiende a la producción agrícola, a la seguridad alimentaria, la educación y la igualdad entre hombres y mujeres. Esta visión alternativa del mundo propone un modelo de economía solidaria y familiar en lugar de un modelo de sobreproducción y de exportación. La naturaleza, la producción y la sociedad están pensadas como complementarias e interdependientes. Según esa concepción, las mujeres son protagonistas de pleno derecho y tienen la posibilidad de realizarse. La mujeres rurales que participan en estos proyectos agroecológicos adquieren un papel más importante en la producción agrícola y en sus comunidades. En algunos casos, esas mujeres asumen el liderazgo.

El vínculo entre ecología y feminismo no es algo nuevo. Estuvo subrayado por la pensadora y militante francesa Françoise d’Eaubonne en 1974 con el concepto de “ecofeminismo”, vinculando explotación sin límite de los recursos naturales (humanas y ambientales) por el patriarcado. El hombre domina a las mujeres, como domina la naturaleza.  Po rende, es lógico para Envol Vert comprometerse a la vez para la biodiversidad, las economías campesinas solidarias y la igualdad de género.

¿Cuáles son los impactos del programa BST para las mujeres de las comunidades beneficiarias?

Después de unos años trabajando con las comunidades campesinas, podemos observar unos efectos positivos del programa Bosque Seco Tropical para la emancipación de las mujeres.  Al comienzo la situacion fue compleja con una gran división de los hombres en campo o a la mina, y las mujeres en la casa con los niñ@s. Muchas veces las mujeres entraron en el proyecto con su esposo, y poco a poco participaron en las actividades. También existen unas mujeres que se involucran en varios colectivos con el fin de  emanciparse en conjunto con una acción frente a la degradación del ambiente.

El primer desafío fue integrar a las mujeres en los proyectos, sin parcela se sentían ilegitimas. La estrategia por la cual hemos adoptado fue involucrar a las mujeres en las actividades con las cuales se podía sentir bien y con confianza, actividades de apoyo a los viveros, como la ornamentación de los viveros.  Después de este primer paso con la fundación, les hemos propuesto salir de esa zona de confort y participar a las actividades productivas de los viveros.

La presencia de voluntarias de Envol Vert permitió este desplazamiento con mayor facilidad, redefiniendo los roles. En efecto, nuestras voluntarias participan activamente en las actividades agrícolas que de costumbre se asignan a los hombres. En paralelo, los hombres empezaron a realizar actividades más delicadas. Los hombres y las mujeres trabajan en conjunto y atribuyen cada vez menos de estereotipos de género a las actividades. El involucramiento de los beneficiarios se concreta con unas listas de asistencia. Después de cada actividad de grupo, los participantes firman una hoja de presencia. Esta herramienta administrativa se transformó en un instrumento de valorización, unas mujeres pidieron hacer parte de esa lista al igual que los hombres para el reconocimiento de su labor.

Otro desafío que se tomó en cuenta fue el tiempo asignado a las mujeres para el hogar y la educación de los niñ@s, todavía mayoritariamente encargado por las mujeres. Así se organizó los horarios de actividad en los viveros para permitir a las mujeres participar plenamente de las actividades.Además, Envol Vert ofrece a las mujeres beneficiarias un nuevo espacio fuera del hogar para encontrarse y compartir experiencias, estimulando el proceso de emancipación. Gracias al valor que le damos a la presencia de las mujeres en los viveros, ellas han podido tomar su lugar en los proyectos. Mientras estos últimos son distintos, observamos que las mujeres representan 40% de los beneficiarios, hasta pueden estar más involucradas en unos viveros, permitiendo la continuidad de las actividades.

En particular, están muy activas en los procesos de transformación de las frutas recolectadas. Gracias a la dimensión económica del programa Bosque Seco Tropical (BST) consiguen a realizarse, a tomar confianza y a adquirir un papel distinto al asignado tradicionalmente. En unas comunidades ellas proponen actividades adicionales, como una capacitación de contabilidad. Esa es fundamental para asegurar la viabilidad financiera de la asociación. La mujeres son el centro de la gestión económica del hogar, ahora se pueden posicionar en el centro de la gestión económica del proyecto.

Sin embargo, quedan muchos ejes por mejorar :

  • Aunque los hombres toman en cuenta la redefinición de los roles y se gana en igualdad, esta no es totalmente integrada. Por ejemplo, en uno de los viveros, el refrigerio siempre estaba preparado por las mujeres. Para rectificar la situación, un grupo organizó un sistema de sorteo mensual para elegir quien es la persona encargada del refrigerio. Pese a eso, cuando estuvo el turno de un beneficiario, este encargo a su esposa de la tarea. A lo cual reaccionó otro beneficiario, quien hizo saber que no actuaría así y cumpliría su misión.
  • La presencia de las mujeres en los Comités de dirección de las asociaciones locales sigue siendo escaza, ninguna mujer es coordinadora de vivero. No obstante, se puede subrayar que en ASOCALIM (Asociación de Campesinos en Los Limites, Proyecto Titi), en el cual las mujeres se encargan de la presidencia y la secretaria. En el proyecto de la asociación local, el presidente declaró su deseo de integrar a las mujeres criticando el hecho que “solo somos machos aquí, no hay equidad de género”.

Nuestra estrategia respecto a las temáticas de género debe ser más clara y difundida en la fundación, sobretodo con los actores de campo. La intención no es iniciar un debate a propósito de teorías feministas o de las nuevas masculinidades. Más bien, el programa Bosque Seco Tropical es un medio para permitir la emancipación de las mujeres.

Las relaciones no son unilaterales sino interactivas entre los miembros de las comunidades y de la fundación Envol Vert, de las mujeres entre ellas, de los hombres con las mujeres. De hecho, las mujeres involucradas tienen una gran variedad de perspectivas en cuanto a su forma de definir sus roles en las comunidades.Un desafío mayor que Laura Velandia, responsable de las alternativas económicas para el programa Bosque Seco Tropcial, resume maravillosamente :

« También es importante destacar cómo la mujer campesina inspira y da fuerza a las mujeres que trabajamos en la fundación, pues la sabiduría de estas mujeres que tiene que ver con la naturaleza, su inteligencia,  su fuerza y su amor, es algo que motiva aún más a seguir adelante con los proyectos y con las iniciativas para que la mujer y la visión femenina tenga un espacio cada vez mayor ».

 

Autores : Axel Boyon, Flora Goldgran, Marine Noblanc

 

Fuentes :

AGUILAR, Lorena et al., Establishing the linkages between gender and climate change adaptation and mitigation. In : Gender and climate change: An introduction. Routledge, 2012. p. 201-221.

FAO, 2017, Comprendre et intégrer les questions de genre dans les projets et programmes d’élevage, [consulté le 19/05/2020 sur :  http://www.fao.org/3/a-i3216f.pdf ]

FRANCE CULTURE, Les éco-intellectuels, 100 penseurs pour comprendre l’écologie, 29/11/2019 [consulté le 19/05/20 sur : https://www.franceculture.fr/environnement/les-eco-intellectuels-100-penseurs-pour-comprendre-lecologie]

GUÉTAT-BERNARD, Hélène. Travail, famille et agriculture. Enjeux de genre et de développement, perspective Nord-Sud In: Sous le développement, le genre [en línea]. Marseille: IRD Éditions, 2015 (generado el 19 mai 2020). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/irdeditions/8792>. ISBN: 9782709918848. DOI: https://doi.org/10.4000/books.irdeditions.8792.

JAVELLE Aurelie. Vers une agriculture renaturée. Champs culturels, Ministère de l’agriculture, de la pêche et de l’alimentation, 2018, 29, pp.53-57. hal-01946279

LOPES, Ana Paula, JOMALINIS Emilia, ActionAid Brazil, “Agroecology:Exploring opportunities for women’s empowerment based on experiences from Brazil”, Association of Women’s Rights in Development (AWID) , 2011 [Consulté le 19/05/20 sur https://www.awid.org/sites/default/files/atoms/files/feminist_perspectives_agroecology.pdf ]

VETTRAINO, Jean, Agroécologie et développement durable, Secours Catholique-Caritas France, Paris, 2016  [Consulté le 19/05/2020 sur : https://www.secours-catholique.org/sites/scinternet/files/publications/sccf_agroeco2016_fr.pdf ]

Y gracias a los testimonios preciosos del equipo de campo de Envol Vert Colombia

 

Ce message est également disponible en : Francés