Las empresas dependen del bosque

 

El bosque nos brinda servicios, tenemos que
agradecérselo!

Tanto las empresas como cada uno de nosotros, en función de nuestra actividad y consumo, dependemos del bosque.  Sin el bosque, muchas de las actividades de las empresas y de nuestra vida cotidiana (incluyendo también las estrictamente vitales) desaparecerían.

Algunos ejemplos :

  • Los sectores de la construcción, de muebles, editoriales, de impresión, utilizan lamadera bruta o transformada, recursos primarios generados por el bosque.
  • Los sectores de la agroalimentación y de la restauración se benefician de las especies polinizadoras que viven en los bosques para la reproducción natural de los cultivos y del vergel (el 75% de los 100 más importantes cultivos del mundo dependen de la polinización).
  • La industria farmacéutica y la química, utilizan millones de especies animales y vegetales que habitan en los bosques para buscar nuevas moléculas activas.
  • El turismo y el ecoturismo utilizan los bosques como fondo de comercio, sacando provecho de la belleza y de los lugares de recreación que se encuentran en su interior.
  • El sector textil hace uso de fibras, cortezas vegetales, plumas y pieles de animales.
  • Casi todos los sectores emiten CO2 en sus procesos industriales o en el transporte de las mercancías y productos, tanto los clientes como el personal. Gracias al bosque que capta el CO2 pueden seguir ejerciendo sus actividades.
  • Varios sectores utilizan agua dulce directamente en sus industrias o indirectamente con los productos que producen o consumen (agua virtual). Son los bosques y su rol en el ciclo del agua los que recargan las capas freaticas y filtran las aguas.
  • El sector energético (gas, hidrocarburos) y de algunas industrias extractoras (oro, coltan, materiales usados en gran cantidad de aplicaciones procesos industriales, fabricación de productos eléctricos, electrónicos…) explotan el subsuelo de la selva.
  • Por último los sectores de la agro-industria y los agro-carburantes tienen una importante deuda frente a los bosques. Tanto los cultivos de soja que encontramos para la alimentación del ganado, y el aceite de palma (presente en uno de cada dos de los producto alimentarios) son en su mayoría cultivados en zonas donde se ha destruido el bosque primario. Los agro-carburantes se producen a partir de aceite de
    soja o de palma, por lo tanto de bosques primarios.

Proteger el bosque es indemnizarlo, agradecerle por los servicios que ella nos brinda!

 

Lee también:

Los bosques esenciales a la vida

Los servicios brindados por los bosques

La economía depende de la naturaleza

Las causas de la deforestación

La responsabilidad de las empresas