ForetDeNuage-1

Bosques de altura en América Latina

Los bosques tropicales húmedos se encuentran repartidos por el continente suramericano, pero están mayormente concentrados en la cuenca amazónica y el macizo de la Guayanas. En estos bosques podemos encontrar una vegetación arbórea muy alta, densa y lujuriante. El clima, la altitud, la humedad ambiental y el régimen de lluvias son los principales condicionantes para el desarrollo de este ecosistema de incalculable valor. Los cambios de altitud en esta región del mundo permiten, además, la concurrencia de diversos tipos de bosques en un mosaico claramente observable.

Las tierras bajas

La mayor parte de los bosques tropicales es denominado “de baja altitud”, ya que se desarrolla entre el nivel del mar y los 1000 metros de altitud. Estas áreas forestales acogen a una gran variedad de árboles frutales, y es aquí donde se encuentran los mamíferos de mayor tamaño. Su fácil acceso y sus ricos suelos (apropiados para la agricultura) han provocado una tendencia hacia su desaparición a causa de la deforestación. En numerosos países, la casi totalidad de los bosques tropicales de baja altitud ha desaparecido.

 

El bosque nuboso

Entre 1000 y 3000 metros de altura hayamos los bosques llamados “nubosos” o “de montaña”, que reciben la mayor parte de su aporte hídrico de la bruma proveniente de las “tierras bajas”. Los árboles son aquí de menor talla, pero son estos bosques los que abrigan una mayor biodiversidad, con una gran abundancia de colibríes, ranas y plantas epífitas como las orquídeas, las bromelias y los musgos. Estos bosques se encuentran en numerosas regiones de América Latina : en el centro de Méjico, Costa Rica, Nicaragua, Panamá y en los Andes Orientales (en Venezuela y Bolivia).

El bosque enano

Entre los 2400 y los 3800 metros, donde el frío y el viento son los factores ambientales determinantes, los árboles se acurrucan y recubren con líquenes : es el llamado “bosque enano”. Aquí, se pueden encontrar arbustos espinosos de tola y matos pertenecientes a la familia del manzano y los fresales.

Este último estrato altitudinal del bosque deja paso en niveles superiores a la Puna (en los Andes centrales y del Sur) y al Páramo (en los Andes Norteños), que son regiones más bien desérticas y hostiles a la vida debido a las bajas precipitaciones y temperaturas (la media varía entre 0 y -7ºC). Estos parajes andinos tienen lugar entre los 3800 y 4700 metros, y forman un paisaje con volcanes, lagos e incluso lagunas de agua salada. A pesar de estas condiciones extremas, en la Puna podemos encontrar especies como los cactus o la yareta, mientras que en el Páramo las especies son más parecidas a las de la tundra, con hierbas, plantas en roseta y arbustos enanos.

Fuentes :

Enciclopedia Larousse
EL camino de los Incas
Mongabay
Wikipedia