palm tree

La deforestación causada por las empresas de la alimentación y el cuero

Plantación de soya en Brasil

La crisis forestal mundial está directamente unida a la ganadería bovina, la explotación maderera y la explotación agrícola de soja (en la cuenca amazónica) y aceite de palma (en el caso de Indonesia).

La selva amazónica

El Mato Grosso, en el estado brasileño de Amazonía, es el mayor productor de soja del país, y desde 2000 es el segundo productor mundial de soja, detrás tan solo de Estados Unidos. Esta planta es un importante recurso alimentario tanto para ganado como aves de corral, siendo su mayor importadora la Unión Europea (con unas 37 toneladas métricas brasileñas importadas en 2005/6). Por sí sola, Francia importa 4,5Tm/año, lo que convierte a la nación francesa en responsable de la deforestación de la Amazonía a través de su alimentación. Francia es el mayor importador europeo de soja (un 22% de la exportación brasileña). Existen alternativas a la soja, como la alfalfa y la colza, que favorecerían la agricultura local europea. Además, muchas empresas europeas utilizan la soja también en la industria alimentaria, transformándola en lecitina (un emulsionante), aceite o harina. En los últimos cuarenta años la producción mundial de este cultivo se ha multiplicado por 5, y se prevé un incremento de un 60% adicional de aquí al 2020, según el informe sobre la soja de WWF.

Aparte de la explotación de la soja, un 80% de la deforestación en Brasil es causada por la ganadería. Según los informes de Greenpeace, entre los responsables se encuentran varios importantes actores industriales del dominio textil, algunos de ellos tan conocidos como Adidas, Nike o Timberland, que dependen de la ganadería para la producción de cuero. Grandes distribuidores como Carrefour o Wall-Mart y empresas como Bertin o Mafrig se encuentran igualmente involucradas. Las consecuencias de las informaciones divulgadas por la ONG han sido fulminantes: Nike, Timberland y Geox han puesto en marcha un sistema de trazabilidad transparente para sus productos, con los que aseguran que provienen de proveedores de confianza. Los productores de carne de vacuno brasileños (como JBS Bertin y Mafrig) han sido igualmente afectados por esta campaña y han mostrado su intención de crear un mercado de carne y cuero ecológicamente responsable.

La selva de Indonesia

En Indonesia, 21 millones de hectáreas de bosque primario han desaparecido entre 1990 y 2005, debido a la explotación maderera para la obtención de pasta de papel y carbón vegetal, y a los cultivos de palma africana destinados a la producción de aceite de palma. Esto ha causado una importante pérdida de biodiversidad y ha contribuido a la desaparición del tigre de Sumatra.

Plantación de palma aceitera - Autor : Léa DurantEl aceite de palma está presente en todos nuestros supermercados bajo la forma de numerosos productos como galletas, aceite vegetal, pastelería, patatas fritas, pasteles… pero también en cremas de untar como Nutella. Este aceite es un actor indirecto de la deforestación en Indonesia. Hoy en día, más de 5 millones de personas en este país dependen directamente del cultivo de palma africana que sirve a nuestro consumo alimenticio. En revancha, ciertas industrias han expresado su preocupación por una gestión más responsable para con el medio ambiente. Findus, por ejemplo, ha obtenido el reconocimiento de WWF por su utilización de aceite de palma africana certificada como sostenible así como de aceites alternativos, tales como el de colza o girasol.

Lee también:

Los bosques esenciales a la vida

Los servicios brindados por los bosques

La economía depende de la naturaleza

Las causas de la deforestación