Disminuir su Huella Forestal colombiana

Para reducir al máximo nuestra huella forestal con el objetivo de llegar a cero, es importante actuar en tres niveles de acción en cuanto a nuestros consumos diarios:  

  1. El consumo moderado es un cambio de conducta que tiene por objetivo reducir el consumo en exceso de algunos productos, es decir, consumir lo que realmente es necesario. Reduciendo la carga del consumo de las materias primas que están relacionadas con la deforestación. Se actúa en el sentido de la reducción de su huella forestal.
  2. La eficiencia consiste en una mejora de los hábitos de consumo. Por ejemplo, reciclar los embalajes, comprar de segunda mano, reparar los productos. Esos comportamientos permiten un nivel de acción de consumo eficiente para reducir aún más su huella forestal.
  3. La calidad ayuda a reducir el riesgo de deforestación. ¿Cómo? Con la compra de productos de fincas conocidas sin deforestación o de productos certificados por sellos cuyos criterios son reconocidos por las asociaciones y verificados por entidades independientes (al contrario de sellos auto proclamados por las empresas). Estos productos contribuyen a la protección de los ecosistemas naturales y garantizan una huella forestal muy baja, al mismo tiempo.

La ganadería (carne y leche), el cuero y la deforestación

  • ¡Reduzco mi consumo de carne de manera general! Es el primer factor de reducción de la huella forestal.
  • Para generar conciencia, pregunto siempre al vendedor de carne si conoce el origen de la carne o de los productos lácteos, y hace lo necesario para que no genere deforestación.
  • Miro si existen productos con sellos que indican que la finca de leche o carne no genera deforestación o si la empresa es parte de acuerdos de cero deforestación o programa de ganadería sostenible.
  • Llevo mis pertenencias de cuero a reparar, compro de segunda mano y las dono si no las uso más.

La soya y el maíz en la alimentación animal

  • Reducir y variar su dieta en proteínas. No es necesario consumir carne blanca o roja todos los días y se puede reemplazar por granos con alto porcentaje de proteína vegetal (lentejas, arvejas, habas, garbanzos, productos de soya producido en Colombia o con sello orgánico).
  • Comprar pollo criollo y huevos criollos.

La palma de aceite en Colombia

  • Reducir el uso del carro y privilegiar los transportes públicos o alternativos (bici, patineta), compartir transportes con sus colegas
  • Comer balanceado con comidas caseras y productos frescos, evitar las comidas preparadas, procesadas.
  • Mirar los ingredientes en la etiqueta de sus productos, no todo el aceite es aceite de palma y no siempre la palma es derivada de deforestación.
  • Si hay aceite de palma verifica que sea certificado RSPO.

El sector de la madera

  • No comprar muebles inútiles y reparar los muebles dañados.
  • Privilegiar los muebles de madera que están con certificación FSC o con mención de madera legal de Colombia.
  • Antes de construir o renovar asegurarse que la madera utilizada en la construcción de su vivienda está certificada FSC o es madera legal de Colombia.
  • Imprimir de ambas caras reutilizar el papel para borrador.
  • Evitar productos con muchos empaques y comprar al granel.

Las frutas: Banano, aguacate, y el plátano

  • Comprar productos de una finca conocida sin deforestación.
  • Pregunto al vendedor si sabe cómo fue producido el fruto

¡Me gustan las cuentas claras y el chocolate espeso!

  • Reducir su consumo de galletas u otros dulces de chocolate que contienen muy poquito cacao por lo que generalmente no se sabe la proveniencia de ese cacao.
  • Comprar marcas de chocolate que son productos del comercio justo.
  • Comprar chocolates nacionales que tienen una trazabilidad y que son productos de empresas que firmaron los acuerdos cero deforestación.

Minerales

  • Comprar de segunda mano
  • Cuando se les dañan sus aparatos antes de reemplazarlos intentar repararlos.
  • Reciclar sus aparatos ya obsoletos en unas tiendas adecuadas o centros de acopios.
  • No hacerse llevar por la moda y el consumo excesivo comprando los últimos modelos cada año.

Los encargados de tomar decisiones públicas y privadas también tienen un papel importante que desempeñar. Cambiar nuestros hábitos alimenticios en casa es la forma más fácil de actuar y tiene un impacto, porque mueve las conductas de los tomadores de decisiones. Pero existen otros gestos o acciones que son realmente efectivos si los llevan a cabo varias personas. Está comprobado que para generar el cambio es suficiente que el 3.5% de una población se movilice de manera no violenta por una causa.

 

1. Consumidores

  • Reducir el consumo de productos a base de bovinos bien sea carne o productos lácteos reemplazando por proteínas vegetales
  • Ser un consumidor responsable en sus compras, que no genera sobre consumo, no se deja llevar por modas y reúsa, recicla y repara sus productos tanto como pueda.

2. Gobierno

  • Poner en marcha una herramienta fuerte y unificada de trazabilidad bovina es indispensable para la lucha contra la deforestación. Finalmente, generar un sello para que los consumidores puedan distinguir los productos.
  • Apoyar los pequeños campesinos en proyectos, asistencia técnica, insumos que van hacia menos quemas y más agroforestería

3. Empresas

  • Tener políticas reales de cero deforestaciones con lineamientos, reglas que buscan la trazabilidad hasta el más mínimo eslabón de la cadena, empezando por la ganadería.
  • Desarrollar un aprovechamiento directo y local de sus materias primas, para un mejor control de lo que compran, reduciendo el número de intermediarios y generando mejor precio de compra al productor.

Ce message est également disponible en : Francés