Céline, voluntaria comprometida, comparte su punto de vista sobre Envol Vert

 A Céline siempre le gustaron la naturaleza y los animales. Su voluntad de protegerlos se convirtió pronto en conciencia de su vulnerabilidad frente al ser humano.

“Mi voluntad de proteger los ecosistemas no fue resultado de una iluminación, sino de un proceso de reflexión”.

A pesar de que no quería trabajar en el ámbito de la ecología pura, en su empleo como jurista ella trabaja en la protección de hábitats, ocupándose además de numerosas acciones de sensibilización por la deforestación. Gracias a ello, Céline conoció a Envol Vert en una manifestación y rápidamente se adhirió a su filosofía.

“Escogí Envol Vert porque creo más en la multiplicidad de acciones que en las campañas a gran escala”.

Durante mucho tiempo fue voluntaria con las reputadas Greenpeace y WWF, pero estas asociaciones nunca están faltas de voluntarios y proyectos. Pero ella deseaba multiplicar las acciones a lo largo y ancho del planeta, y con ello multiplicar los actores. “Yo quería donar mi tiempo a una asociación más pequeña y necesitada de mano de obra”.

Céline se ocupa de dar a conocer Envol Vert a través de sitos web amigos. “Trabajar para Envol Vert me permite sobre todo ofrecer, por pequeña que sea, una contribución a la conservación de los bosques, es lo que me importa”.