La experiencia de Léa Durant, voluntaria audiovisual

“Desde pequeña, siempre me he sentido próxima a la naturaleza”.

Practicando la vela, ya muy joven, Léa desarrolló su sensibilidad respecto al medio ambiente marino. 

“Ya más mayor, naturalmente me interesé por la preservación de los ecosistemas. No hubo ningún momento clave en este cambio, me di cuenta de que este interés era simplemente una parte de mi”.

Tras trabajar por más de tres años en WWF-Francia como encargada de proyectos audiovisuales, conoció ahí a Daisy Tarrier, presidente de Envol-Ver, quien la introdujo a su proyecto.

“Volví mi mirada a Envol Vert porque su filosofía de asociación me gustaba. Apoyar pequeños proyectos locales y concretos es para mi una de las mejores maneras de actuar para preservar nuestro planeta”.

 Léa Léa partió entonces para trabajar con Envol Vert durante tres meses en América del Sur, con sus propios recursos materiales y financieros, realizando videos sobre los proyectos apoyados por la asociación, con el objetivo de dotarlos de una mayor visibilidad.

“Ésta fue una experiencia muy enriquecedora desde los puntos de vista personal y profesional”.

Su interés por involucrarse con Envol Vert se basa en su compromiso por hacer que el mundo se mueva en torno a un asunto de vital importancia: la protección de los bosques tropicales.

“Me encantaría poder implicarme más en el funcionamiento de Envol Vert, por ejemplo en la búsqueda de recursos financieros y, más adelante, quién sabe, quizás gestionando algún proyecto”.