DEL BOSQUE A LA COCINA, CONOCIENDO EL GUAIMARO

El guáimaro, árbol endémico del bosque seco tropical fue el centro de este evento de gastronomía y sostenibilidad ambiental, que tuvo lugar en Bogotá en el espacio Flora+ars+natura el pasado 28 de agosto. Donde se dieron a conocer sus extraordinarias propiedades como alimento y como pilar de conservación del bosque por sus servicios ecosistémicos.

Aunque el frío y la altura de la capital Colombiana están lejos de ofrecer comodidades a este árbol, la fundación Envol Vert y los asistentes al evento lo recibieron con una calurosa bienvenida, con una mesa llena de deliciosos pasabocas para ensalzar sus atributos nutricionales y culinarios. Gracias a la presencia de Antonuela Ariza y Eduardo Martínez de Mini-Mal, Nestor Tello de Cocina y territorio, Olga Visbal del Árbol del pan, que ofrecieron su apoyo y creatividad para ofrecer una degustación exquisita, usando polvo de Guáimaro tostado y Molido elaborado artesanalmente por las comunidades que trabajan por defender sus bosques y sostener su forma de vida en los proyectos de Envol Vert.

Para esta ocasión nos acompañó Don Víctor uno de los representantes de la ASOCALIM asociación de campesinos de los Límites, el habla del Guáimaro como el “pechichon” el consentido de la comunidad, sus palabras transmiten su sensibilidad y su amor por el bosque, habla del trabajo con los sistema agroforestales y la protección del bosque de su territorio. También resalta la labor cultural con iniciativas como el festival del Guáimaro y la elaboración de una gran variedad de recetas que de a pocos se van incorporando en la cotidianidad de las personas.

Néstor nos cuenta en su intervención que le dicen el Ave Fenix en  algunos territorios, también conocido como Nuez Mata o Ramón, es un árbol muy resistente a las sequías, fija nitrógeno en la tierra, su absorción de CO2 es superior a la de muchos árboles, sistema radicular que sirve para la conservación hídrica y además sus semillas son altamente nutricionales para el consumo de animales y humanos. No en vano es la estrella de este encuentro y como dice Víctor, como si fuera la voz del árbol “yo estoy aqui, es por sus inquietudes”.

Esta inquietud o preocupación de algunos por preservar la vida, es el motor de estas iniciativas, que para esta ocasión se manifiestan en un producto muy especial, es el polvo o harina de Guáimaro, que tiene unas características muy especiales en sabor, usos en la culinaria y como complemento nutricional. Durante el evento los cocineros exploraron algunas posibilidades muy interesantes, como panes funcionales de masa madre, arepas de choclo, infusiones con cáscara de cacao, sodas fermentadas, tortas, galletas, salsas entre otras. Sus apreciaciones destacan sus sabores aromáticos, similares al chocolate, su sabor vegetal y avainillado y cómo se transforman en diferentes técnicas de cocina.

 

Las artes visuales también participaron de este encuentro con el documental “Al lado del Guáimaro, donde encontramos testimonios de las personas que conviven con él, lo usan y lo conocen, el cual fue nominado en el festival de cine de Barichara.

#Ancestral : https://youtu.be/DeasL5ts_FQ

#Energique : https://youtu.be/LAl_NyLpHnk

#Innovacion : https://youtu.be/aPXbSUfRAJ8

 

La visibilización del Guáimaro como producto, es el primer paso para continuar apoyando los emprendimientos de las comunidades involucradas, ya que abre las posibilidades en el mercado y también le aporta las perspectivas y opiniones de los interesados, para poder mejorar la oferta y continuar investigando sus cualidades, en pro de desarrollar un comercio sostenible que beneficie al bosque y a sus habitantes.

Si desea mas información dirija se al siguiente link :

http://envol-vert.org/es/actualidades/2019/03/gu%c3%a1imaro-el-%c3%a1rbol-de-la-vida/

Ce message est également disponible en : Francés