Publicado el: 11/11/20201.5 min de lectura

Las fuertes lluvias de este mes dificultaron el trabajo de campo con las comunidades. Los ríos aumentaron su caudal aislando a las familias, esto ha impedido el acceso al lugar de encuentro semanal (vivero Caño Rodrigo).  Sin embargo, en el vivero Rio Maracas las actividades no se hicieron esperar. Los participantes seleccionaron el guáimaro, que ya ha había recolectado, y lo almacenaron. Asimismo, se limpió el vivero y se aprovecharon las lluvias para sembrar algunos árboles.

Para completar este mes, tuvimos la visita de la directora, Daisy Tarrier, el técnico de campo, Jonathan Gordillo y la coordinadora de alternativas económicas, Laura Velandia. Con ellos se realizaron recorridos a los predios de las familias para observar las siembras en sistemas agroforestales y silvopastoriles, y hablar un poco con ellos de cómo se sienten. Retomar el tema de conformación de la Asociación con la comunidad fue otro objetivo. Por medio de dinámicas con papelógrafo y de la herramienta árbol de objetivo, los campesinos participaron y aportaron sus ideas. ¡Se avanzó mucho! Definimos el nombre de la asociación, eslogan y sus objetivos. Para el próximo mes esperamos realizar un tercer encuentro para la construcción de los derechos, deberes y obligaciones de la asociación.

Por último, se realizó un taller de cocina que resultó enriquecedor. Se habló sobre la importancia de una dieta balanceada, a partir de los recursos que tienen en sus fincas, para tener una buena nutrición. Para ello, se realizaron unos deliciosos panqueques enriquecidos con harina de guáimaro, trigo y avena, y se pesaron las proporciones con el fin de conocer sobre la preparación. Cada uno preparó su panqueque y degustó hasta chuparse los dedos.

Las fuertes lluvias de este mes dificultaron el trabajo de campo con las comunidades. Los ríos aumentaron su caudal aislando a las familias, esto ha impedido el acceso al lugar de encuentro semanal (vivero Caño Rodrigo).  Sin embargo, en el vivero Rio Maracas las actividades no se hicieron esperar. Los participantes seleccionaron el guáimaro, que ya ha había recolectado, y lo almacenaron. Asimismo, se limpió el vivero y se aprovecharon las lluvias para sembrar algunos árboles.

Para completar este mes, tuvimos la visita de la directora, Daisy Tarrier, el técnico de campo, Jonathan Gordillo y la coordinadora de alternativas económicas, Laura Velandia. Con ellos se realizaron recorridos a los predios de las familias para observar las siembras en sistemas agroforestales y silvopastoriles, y hablar un poco con ellos de cómo se sienten. Retomar el tema de conformación de la Asociación con la comunidad fue otro objetivo. Por medio de dinámicas con papelógrafo y de la herramienta árbol de objetivo, los campesinos participaron y aportaron sus ideas. ¡Se avanzó mucho! Definimos el nombre de la asociación, eslogan y sus objetivos. Para el próximo mes esperamos realizar un tercer encuentro para la construcción de los derechos, deberes y obligaciones de la asociación.

Por último, se realizó un taller de cocina que resultó enriquecedor. Se habló sobre la importancia de una dieta balanceada, a partir de los recursos que tienen en sus fincas, para tener una buena nutrición. Para ello, se realizaron unos deliciosos panqueques enriquecidos con harina de guáimaro, trigo y avena, y se pesaron las proporciones con el fin de conocer sobre la preparación. Cada uno preparó su panqueque y degustó hasta chuparse los dedos.

¡Comparte este artículo en tus redes!

¿Cuál es su impacto en los bosques?

¿Cuál es su impacto en los bosques?