Empezó la distribución del guáimaro

En el mes de abril, pese a la cuarentena y sus restricciones, se logró transportar más de 2600 plántulas de guáimaro hacia su empresa compradora. Estas plántulas viajaron para el departamento de Santander, donde se incorporaron a un proyecto de reforestación bajo sistemas agroforestales y silvopastoriles.

Hace unos meses los campesinos había sembrado las semillas de guáimaro con el propósito de venderlas.

¡Es un gran ejemplo de acción positiva por tres razones!

  • Los campesinos practicaron las técnicas de vivero aprendidas en el proyecto y diversificaron sus ingresos gracias a la venta.
  • La venta benefició al Colegio del Palmar que pudo vender sus plántulas para financiar la creación de su nuevo vivero.
  • ¡Es un éxito de difusión. Permitió a una empresa convertir una parte de sus actividades en proyectos agroforestales!