Publicado el: 23/12/20211.6 min de lectura

A finales del año 2021, los grupos de participantes se reunieron como de costumbre, pero les esperaban algunas sorpresas para cerrar este año 2021, el primer año de participación para muchos de ellos.

El mantenimiento de los viveros colectivos requiere una gran implicación por parte de los agricultores participantes a lo largo del año, pero también adaptación. Es necesario adaptarse al desarrollo de la semilla y de los plantones, que varían según la especie, pero también según el entorno. Para garantizar la supervivencia de los árboles sembrados, es preferible instalarlos al principio de la temporada de lluvias. Así evitamos que los árboles jóvenes y aún frágiles se sequen o sufren de las fuertes lluvias. Las lluvias en Tingo María pueden ser muy intensas.

Los primeros plantones llegaron al vivero en agosto. En diciembre, casi cinco meses después, la mayoría de los árboles estaban listos para ser distribuidos a los participantes e instalados en sus parcelas. En la mejor época para hacerlo, coincidiendo con el inicio de la temporada de lluvias.

Así, por primera vez en la historia de los proyectos agroforestales de Envol Vert, el 95% de los árboles plantados en 2021 en Tingo María se sembraron en diciembre. ¡Qué contentos estaban los participantes al recibir sus primeros árboles!

«Estoy muy feliz de poder plantar mis árboles hoy. Ahora tendré que trabajar duro para ponerlos en el lugar adecuado», Lener.

La primera plantación de árboles se sumó a la lista de festividades de este mes de diciembre. Los agricultores recibieron su primer certificado de participación en el cual se resume el número de árboles que plantarán en sus parcelas, las formaciones recibidas y se acredita su participación en el programa agroforestal de Envol Vert. Todo esto mientras se comparte un chocolate caliente y panetón en la tradición peruana de navidad.

A finales del año 2021, los grupos de participantes se reunieron como de costumbre, pero les esperaban algunas sorpresas para cerrar este año 2021, el primer año de participación para muchos de ellos.

El mantenimiento de los viveros colectivos requiere una gran implicación por parte de los agricultores participantes a lo largo del año, pero también adaptación. Es necesario adaptarse al desarrollo de la semilla y de los plantones, que varían según la especie, pero también según el entorno. Para garantizar la supervivencia de los árboles sembrados, es preferible instalarlos al principio de la temporada de lluvias. Así evitamos que los árboles jóvenes y aún frágiles se sequen o sufren de las fuertes lluvias. Las lluvias en Tingo María pueden ser muy intensas.

Los primeros plantones llegaron al vivero en agosto. En diciembre, casi cinco meses después, la mayoría de los árboles estaban listos para ser distribuidos a los participantes e instalados en sus parcelas. En la mejor época para hacerlo, coincidiendo con el inicio de la temporada de lluvias.

Así, por primera vez en la historia de los proyectos agroforestales de Envol Vert, el 95% de los árboles plantados en 2021 en Tingo María se sembraron en diciembre. ¡Qué contentos estaban los participantes al recibir sus primeros árboles!

«Estoy muy feliz de poder plantar mis árboles hoy. Ahora tendré que trabajar duro para ponerlos en el lugar adecuado», Lener.

La primera plantación de árboles se sumó a la lista de festividades de este mes de diciembre. Los agricultores recibieron su primer certificado de participación en el cual se resume el número de árboles que plantarán en sus parcelas, las formaciones recibidas y se acredita su participación en el programa agroforestal de Envol Vert. Todo esto mientras se comparte un chocolate caliente y panetón en la tradición peruana de navidad.

¡Comparte este artículo en tus redes!

¿Cuál es su impacto en los bosques?

¿Cuál es su impacto en los bosques?